BIOTITIRIMUNDI

LOS AUTILLOS LLEGARON DE ÁFRICA PARA VER EL CARTEL ANUNCIADOR DE TITIRIMUNDI 2019

Es un probable que a la salida de las actuaciones nocturnas de Titirimundi 2019  que tienen como escenario la Salas Julio Michel y Ex-Presa 2 o la Iglesia de san Juan de los Caballeros,  los espectadores puedan escuchar un  sonido aflautado   “tiuuu”, repetido regularmente en intervalos de aproximadamente 2 segundos, que asemeja al sonar de los submarinos. Se trata del canto del autillo europeo. El autillo europeo (Otus scops) es la rapaz nocturna más pequeña de la península Ibérica, con 20 cm de longitud, 50 cm de envergadura y 100 g. de peso. Su plumaje es extremadamente críptico,  pasando completamente desapercibido en sus posaderos en las ramas de los árboles donde vive.

AUTILLOEsta pequeña ave permanece en nuestra ciudad desde finales de marzo a septiembre, fecha en la que realiza grandes movimientos migratorios, pasando los inviernos en el África subsahariana. Este año llegaron a nuestra ciudad para ver en primicia como la segoviana Cristina Padilla Fernández-Vega, estudiante de 2º Grado en Diseño de Producto ganaba del cartel anunciador de la 32º edición del Festival Internacional de Títeres, Titirimundi.

Es un animal estrictamente nocturno y se alimenta principalmente de insectos que caza al vuelo o al acecho (polillas, grillos, saltamontes, cucarachas, etc.), pero en época de cría también puede capturar pequeños roedores, pajarillos, reptiles y anfibios.

El hábitat óptimo del autillo son las formaciones arboladas no muy densas, tales como dehesas, cultivos de frutales y bosques de ribera. En las zonas urbanas podemos encontrarlo en parques y jardines y en nuestra ciudad, es posible escucharle en los Jardines de la Dehesa, Jardines de la Maestranza, Jardines de los Depósitos Municipales, Jardines del Cementerio del Santo Ángel de la Guarda o en los valles del Clamores y del Eresma. El autillo europeo nidifica mayoritariamente en oquedades de los árboles, originadas de manera natural o por pájaros carpinteros.

El autillo europeo está incluido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección especial. Los principales problemas de conservación que sufre esta rapaz se deben la alteración del hábitat y al empleo de plaguicidas.

UN AÑO MÁS, LOS VENCEJOS VIENEN DE ÁFRICA PARA DISFRUTAR DE TITIRIMUNDI

Antes, durante y después del viaje de los pequeños en el carrusel D`Andrea que se instala con motivo de Titirimundi, a los pies del acueducto, podemos disfrutar observando los vuelos acrobáticos entre los arcos del acueducto, de cientos de vencejos. Los vencejos (Apus apus) suponen la adaptación extrema de las aves a la vida aérea; comen insectos al vuelo, copulan y duermen mientras vuelan, posándose sólo para la nidificación.

vencejoenvueloEl vencejo presenta silueta en forma de ballesta, cola corta y ahorquillada, y alas estrechas y largas. Posee pico corto, plano y con la boca muy ancha; patas extremadamente cortas y pies pequeños y de fuertes garras, con los cuatro dedos dirigidos hacia delante que le impiden posarse en el suelo o en los cables (a diferencia de las golondrinas y los aviones comunes). Muestra coloración uniforme de tono pardo oscuro, casi negro, excepto en la garganta, que es blanca; la cara inferior de las alas resulta un poco más pálida. Ambos sexos son iguales.

Se trata de una especie estival en España, y migrador de larga distancia, con áreas de invernada en África meridional. Su enorme capacidad de desplazamiento le permite movimientos de hasta 1.000 kilómetros en un solo día. Aunque empieza a regresar a España desde mediados de marzo, la ocupación de las colonias como la de Segovia, acontece bien entrado abril y en mayo. Abandona casi todas las colonias de cría a final de julio y en agosto -septiembre pasan el Estrecho de Gibraltar camino de África.

Aunque su presencia en la Plaza del Azoguejo es casi constante en los meses de mayo, junio y julio, ya que anidan entre las grietas y huecos del acueducto, son aves de gran movilidad y pueden producirse cambios en sus manifestaciones aéreas según la hora del día y el tiempo atmosférico. Con buen tiempo, los bandos son muy visibles a primera y última hora de la jornada y casi desaparecen al mediodía. Con tiempo frío, lluvioso o ventoso, pueden desaparecer todo el día.

vencejosaliendodelnidoEs un especialista en la captura de pequeños insectos voladores, el denominado aeroplancton. El método utilizado para ello es el barrido en vuelo, con la boca abierta a modo de cazamariposas. Como curiosidad, en el año 1999 se llevo a cabo una intensa restauración del acueducto para lo cual fue necesario colocar andamios a ambos lados del monumento. Ese verano los vencejos no pudieron volar entre sus arcos, lo que ocasionó la proliferación de miles de mosquitos en la ciudad.

Su canto forma parte del paisaje sonoro veraniego de la ciudad de Segovia. Mientras vuelan, sobre todo en los atardeceres de los días más cálidos, emiten repetidamente un chillido breve, monótono y agudo. Macho y hembra pronuncian sonidos distintos — suiií las hembras y sriií los machos—, que al proferirse conjuntamente dan lugar al canto típico de la especie.

LAS CHOVAS PIQUIRROJAS TIENEN ENTRADAS EN VENTA ANTICIPADA PARA VER A TELONCILLO…

Todas las actuaciones de Titirimundi que tengan como escenario las plazas del casco histórico de la ciudad, serán disfrutadas, además de por cientos de familias, por las curiosas chovas piquirrojas.

chovapriquirrojaEstos simpáticos córvidos hacen sus nidos en nuestra ciudad en los campanarios, mechinales, agujeros y respiraderos de iglesias, edificios históricos y en la muralla. Su presencia en la ciudad se hace patente gracias a su potente voz (kiáaaa) y a sus acrobáticos descensos en picado y piruetas, que simulan descensos por toboganes.

La chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) se caracteriza por tener un pico alargado y curvo, con una intensa coloración rojiza. Como resulta habitual entre los córvidos, el plumaje es intensamente negro, adornado con irisaciones metálicas azules y verdosas. Se trata de una especie esencialmente monógama, en la que los emparejamientos de los adultos reproductores se mantienen durante muchos años. La fidelidad al lugar de nidificación también es muy alta, registrándose únicamente cambios de parejas o de lugar de nidificación en casos de muerte de la pareja o de pérdida del lugar de nidificación.

chovapiquirrojaIIEn el momento de la celebración del festival de títeres están alimentando a sus crías. Los pollos nacen a lo largo del mes de mayo y necesitan unos 30-40 días de cuidados parentales, que serán llevados a cabo por parte de ambos progenitores. Una vez que abandonan la seguridad del nido, dependerán aún de los adultos durante algunas semanas más hasta su total independencia.

La chova piquirroja se alimenta en el suelo, rebuscando entre piedras y escarbando en el suelo, ayudándose para ello con su largo y curvo pico para desenterrar invertebrados y materia vegetal (incluyendo semillas). Su dieta básica se compone mayoritariamente (>50%) de invertebrados subterráneos (grillos, dermápteros, larvas de coleópteros, lepidópteros, hormigas, dípteros) y superficiales (saltamontes, típulas, abejas, coleópteros, pequeños gasterópodos, arañas). Por otro lado, la dieta de los pollos se compone principalmente de larvas de lepidópteros y de coleópteros.

PULGAS AMAESTRADAS ENTRE ÁRBOLES MONUMENTALES

CedrodelLibanoEl CIRCO DE LA PULGAS actuará  a lo largo de todo el Festival de Títeres en el Patio de la Casa de Abraham Senior. Este patio se encuentra cercano a dos lugares extraordinarios de la ciudad de Segovia, la Plaza de la Merced y la Casa de Castellarnau.

Los jardines de la Plaza de la Merced se sitúan sobre el desaparecido convento de Santa María de la Merced. En 1834, con motivo de la desamortización de Mendizábal, el convento pasa a manos municipales y tres años después se derriba debido a su mal estado. En 1850 ya estaba ajardinado y contaba con 52 castaños, 32 olmos, además de acacias, tilos, tuyas y durillos. El aspecto actual del jardín responde a un proyecto de 1870 del arquitecto municipal Joaquín de Odriozola con cuatro parterres cuadrados que dejan en su centro una fuente baja y circular con un surtidor central. Una de las cosas que más destaca en el jardín es el espectacular Cedro del Líbano catalogado como árbol monumental. Tiene una altura de 28 metros, una circunferencia de tronco de 4,2 metros,  la circunferencia en la base es de 6, 1 metros y un ancho de copa de 20 metros. La edad estimada ronda los 150 años.

La casa de Castellarnau cuenta con otro impresionante Cedro del Líbano catalogado como árbol monumental, plantado por el propio Castellarnau. Tiene una altura de 27 metros, una circunferencia  de tronco de 3,9 metros, la circunferencia en la base es de 5,3 metros y un ancho de copa de 20,5 metros. La edad estimada ronda los 140 años. Joaquín María de Castellanay y Lleopart fue un científico que residió en Segovia a finales del siglo XIX. Formó parte de la Comisión para el Servicio del Pinar de Valsaín, pero su vocación conservacionista y naturalista chocaba de lleno con la explotación maderera de la época.

Entre las obras de este ilustre  segoviano de adopción,  figuran: “Estudio ornitológico del Real Sitio de san Ildefonso” 1877; “Estudio micrográfico del tallo del pinsapo” 1880; “Estudio micrográfico del sistema leñoso de las coníferas españolas” 1883; “El pinar de Valsaín, algunas consideraciones sobre su tratamiento y administración”; “Guía y descripción del Real Sitio de San Ildefonso”; “Recuerdos de mi vida” 1942 y diferentes conferencias y artículos científicos, la mayoría de ellos en Revistas y Boletines científicos de la época.

Para conocer el catálogo de árboles singulares y monumentales de la provincia de Segovia, pulsa aquí.

TÍTERES A LA SOMBRA DEL OLMO DE MACHADO

El día 16 de mayo la compañía SANTIMBANQUI, el día 17 de mayo HAND TO MOUTH y el día  18 de mayo SALVATORE GATTO actuarán en un espacio verde singular de nuestra ciudad, El Jardín de los Poetas. El nombre de este jardín surgió por iniciativa del Patronato de Jardines en 1948 y estaba en consonancia con el trazado romántico que le se pretendió dar, aunque no se lograra plenamente. El proyecto municipal de restauración realizado a lo largo del año 2007, perseguía recuperar el lugar con una triple función: por un lado, diseñar el espacio como un lugar privilegiado para la contemplación del valle del Eresma; por otro, se concibió como un espacio de disfrute sereno, donde encontrar la paz al abrigo de la muralla; y una tercera función, opcional, puede ser la de servir de espacio para el desarrollo de actuaciones culturales.

entradajardindelospoetasEl Jardín de los poetas es un espacio cerrado por la muralla y el muro contiguo a la calle Bajada del Pozo de las Nieves; un jardín privado semejante al que los reyes mandaban construir en el renacimiento italiano; un vergel poético donde uno encuentra la tranquilidad y la inspiración. La vegetación actual dista mucho de la que Juan Manual Santamaría describe en 1980 en este jardín (7 olmos, 180 cipreses, 10 arces blancos, 3 ailantos, 14 robinias, etc.) y está formada principalmente por arces, higueras, olmos, cerezos y almendros.

Desde el año 2011, este jardín alberga la plantación de cerezos japoneses impulsada por la Concejalía de Patrimonio y Turismo del Ayuntamiento de Segovia. Esta iniciativa busca la creación de un duradero vínculo entre estudiantes japoneses y la ciudad de Segovia. Los cerezos representan en la cultura nipona, la paz y la amistad y los estudiantes que los plantan aseguran volver a nuestra ciudad para ver su crecimiento y floración.

olmojardindelospoetasEn abril del año 2014, con motivo de la celebración del Día del Árbol, la Academia de Historia y Arte de San Quirce y el Ayuntamiento de Segovia plantaron un retoño del viejo olmo seco al que Antonio Machado dedicó uno de los poemas más emblemáticos de “Campos de Castilla”. El esqueje procede de un olmo de más de 10 metros de altura, retoño a su vez del olmo soriano, que crece en Getafe (Madrid) en el jardín privado del poeta Adolfo Sastre.

El horario de acceso al público del Jardín de los Poetas es, de octubre a marzo, de lunes a sábado, de diez y media de la mañana a cinco de la tarde, y los festivos diez y media a dos. De abril a septiembre, el horario es de lunes a sábado, de once y media de la mañana a nueve de la noche, y los festivos de, once y media a dos. No está permitido el acceso fuera del horario establecido y tampoco la entrada a perros ni otros animales domésticos.