Jardín Botánico

EL JARDÍN BOTÁNICO. CENTRO DE BIODIVERSIDAD URBANA

El jardín Botánico de Segovia fue el primer espacio verde creado por la Sociedad Económica de Amigos del País a finales del siglo XVIII. Los miembros de la Sociedad Económica vieron en esta parte de la ciudad el lugar perfecto para impulsar su aliento modernizador e instalar en este lugar un espacio verde, lleno de plantas y árboles. El lugar reunía las condiciones idóneas para poder establecer allí un vivero de plantas, sobre todo teniendo en cuenta la orografía del terreno, en una parte elevada de la ciudad, y teniendo muy presente que por este lugar bajaban las aguas de la parte alta.

DSC_0418Su trasformación a Jardín Botánico se debió a la iniciativa de un socio de la Sociedad, quién presentó una moción en tal sentido dando cuenta de que físicos y médicos de la ciudad le habían insinuado la necesidad de cultivar hierbas medicinales que no se encontraban en la misma. Durante años su integridad se vio amenazada por el proyecto de construcción de un centro escolar, de un frontón cubierto e incluso de viviendas, pero no fue hasta finales de la década de los años ochenta del siglo pasado, cuando el Ayuntamiento de Segovia ejecutó su restauración.

El Jardín Botánico es un lugar de esparcimiento, donde muchos segovianos, sobre todo acompañados de niños pequeños, acuden allí a disfrutar de un lugar de tranquilidad. Alberga un potencial suficiente como para que, se convierta en un espacio pedagógico de referencia en la ciudad, tal y como se menciona en el prólogo de la publicación Ecosistemas Segovianos, editado por el Ayuntamiento de Segovia en 1992, “(…) estimamos que el Jardín Botánico de Segovia debe cumplir una función didáctica y divulgativa: sería preciso que este jardín albergara las especies más comunes y características de los distintos ecosistemas de la provincia (…)”.